• Karla María Sánchez Gómez

Elisa Díaz Castelo


Elisa Díaz Castelo. Letras que dicen "Vine a morir un día de alta mar en Aruba con las aletas y el esnórquel puestos. Supe que me moría. No hay peor dolor que el miedo, hay que decirlo. Por lo demás, no pude despedirme. Ni siquiera del cuerpo. De pronto siempre es tarde."
Elisa Díaz Castelo. Enciclopedia de la Literatura en México. Sin datos

Poeta y traductora, Elisa Díaz Castelo nació el 6 de octubre de 1986 en la Ciudad de México. Durante su infancia vivió en Tucson, Arizona, donde aprendió el idioma inglés. Esto le permitió más tarde estudiar Letras Inglesas en la Universidad Nacional Autónoma de México y poco después cursar la maestría de escritura creativa en la Universidad de Nueva York.

Díaz Castelo ha sido galardonada con diversos premios debido a su talento, tales como: Premio Nacional de Poesía Alonso Vidal 2017, Premio Bellas Artes de Poesía de Aguascalientes 2020 yPoetry International 2016. También, ha sido merecedora de becas como la de la Fundación para las Letras Mexicanas, del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes y Fulbright-COMEXUS y Goldwater, estas dos últimas con las que logró estudiar en el extranjero.


Entre sus obras podemos encontrar Principia (2018), publicado por el Fondo Editorial Tierra Adentro; El reino de lo no lineal (2020), que toma como tema central la vida y la muerte a través de la mitología y lo cotidiano; y Proyecto Manhattan, publicado en 2021. De igual manera ha participado en algunas antologías como Fuego de dos fraguas: poetas jóvenes de México y España (2016), Sólo un breve instante aquí: elogio de la ausencia presente (2020) y Estrategia del poema (2020).


En la poesía de Díaz Castelo sobresalen algunos rasgos característicos como la intertextualidad y reinterpretación de otras obras, el empleo de contrastes, uso de dualidades y comparaciones, cuestionamientos, el empleo de distintas composiciones: verso, prosa y actos de teatro, pero sobre todo podemos notar que algunos temas recurrentes son la muerte y las reflexiones sobre las actividades científicas desde otros puntos de vista.


Elisa Díaz Castelo se ha encargado de demostrar que el arte y la ciencia no están tan separados uno del otro. Es Principia su libro más influenciado por este pensamiento, ella misma habla de la dificultad de combinar su gusto por la ciencia y por la poesía en este libro: “El reto principal fue lograr que los conceptos científicos, que a veces son complejos, pudieran entenderse para que luego el poema tuviera sentido” (Díaz Castelo, 2016). Ejemplo de ello tenemos “Agujero negro” donde la poeta logra equiparar el paso del tiempo a partir de la muerte de un perro:


Ahí, en el centro del jardín, empezó el mundo:
me mostró el perro su destiempo, su hundirse
en sí mismo y el acto a voz en cuello
de la muerte. Desde entonces
gira mi vida rigurosa, mis días en ciernes
espirales, en torno al sitio exacto
de su cuerpo. Y éste se traga mi pasado,
devora días y obras.

También, la preocupación por perecer es un tema recurrente en su poesía; pues se dedica a desarrollar justamente los límites de la vida y de la muerte a lo largo de su poemario El reino de lo no lineal. Un ejemplo de ello lo encontramos en “vuelta”:


Vine a morir un día de alta mar en Aruba
con las aletas y el esnórquel puestos.
Supe que me moría. No hay peor dolor
que el miedo, hay que decirlo.
Por lo demás, no pude despedirme. Ni siquiera
del cuerpo. De pronto siempre es tarde.
Quise gritar pero el agua me calló la boca.
Desde entonces en un oído escucho,
aunque esté en el desierto, oleaje del Caribe.
Y hasta mi nombre, Celso,
se me ha salado un poco.

A pesar de que Elisa Díaz Castelo no pertenece justamente a esta generación, encontramos que su poesía se relaciona con los miembros de los poetas mexicanos nacidos entre los años de 1975-1985 (Higashi, 2014, pp. 49-57) que se distinguen por ser un conjunto no agrupado que comparten algunas características poéticas, pero no las suficientes para poder notar un eje similar en toda esta generación. Características tales como: la subjetividad con que se desenvuelven sus obras, el enmascaramiento de la experiencia anecdótica, el referente histórico como una base para desarrollar tramas narrativas complejas, donde puede mezclarse poesía y reflexión social, así como una preocupación generalizada por la violencia.


Ejemplo de lo anterior podemos ver el siguiente fragmento del poemario Proyecto Manhattan en el que es notable esta preocupación por la violencia y la guerra, combinada con el uso de la narrativa histórica en la cual se desenvuelve esta obra que permite mezclar poesía y reflexión social respecto a los avances tecnológicos:


Es absurdo
crío a mis hijos aquí
Mientras mi esposo crea
una forma brillante de la orfandad.

También, encontramos dentro de su obra —en concreto en El reino de lo no lineal— el uso de otros recursos literarios como: el humor, la ironía y la musicalidad; el tema de la naturaleza tratado más desde el punto de vista biológico, y el tema de la vida y la muerte en su contraste. Y es que Díaz Castelo ha logrado mezclar de manera brillante algunos elementos de la dramaturgia y la poesía, la ciencia y los sucesos cotidianos, y sin duda podemos afirmar que es una de las poetas jóvenes más importantes de nuestro país. .



#postales #poesíamexicana



Entradas Recientes

Ver todo

Sara Uribe